domingo, 30 de marzo de 2014

La luz enciende a los alcaldes


Los regidores inician una batalla legal y política contra una eléctrica para recuperar cinco años de facturas irregulares

Vista nocturna de Folgoso do Courel, iluminado con el alumbrado público. / NACHO GÓMEZ

Los alcaldes gallegos braman contra Gas Natural Fenosa. La eléctrica ha reconocido que les ha cobrado de más durante cinco años pero solo accede a devolverles el exceso de facturación del último. Algunos regidores anuncian, agotada la vía administrativa, el camino de los juzgados y la Consejería de Industria, ante la que los munícipes denunciaron los cobros indebidos, abre expediente sancionador a la empresa. Una tercera institución, la Diputación de A Coruña que preside Diego Calvo (PP) oferta a los ayuntamientos de la provincia los servicios de una entidad que preside, la Fundación Axencia Enerxética Provincial de A Coruña (sin ánimo de lucro) para gestionar las reclamaciones del último año. 

En la fundación, que anuncia en las cláusulas del convenio que se quedará la mitad de las devoluciones a los ayuntamientos, participa la propia Fenosa a través de la Sociedade Galega de Medio Ambiente, la firma mixta que la Xunta tiene con la eléctrica para generar electricidad a partir de la quema de residuos sólidos . “Primero te estafa y después se queda con la lo que tiene que devolverte; es un negocio redondo”, denuncia el secretario general del partido extraparlamentario Compromiso por Galicia (CxG), Xoan Bascuas, alertado por los concejales de su formación en los municipios en los que ya ha prosperado ese “perverso” convenio. 

La oferta del presidente coruñés a los ayuntamientos de su provincia se produce cuando Gas Natural Fenosa ha reconocido ya el error en sus facturaciones y ha comenzado a devolver las partes correspondientes a los cobros indebidos, además de haber corregido ya las facturas. 

De momento, Calvo ha hecho la propuesta de su fundación a una treintena de ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes de los que 20 ya han firmado, aunque está dispuesto a extenderla a los 80 municipios de su provincia, precisa un portavoz del presidente. 

Su propuesta llega en medio del malestar generalizado de los regidores contra la compañía eléctrica. Alcaldes de distinto signo político y de distintas provincias intentan presionar, cada uno a su manera, por conseguir que la compañía devuelva a sus empobrecidas instituciones el dinero que les ha cobrado de más desde 2009. 

Gas Natural Fenosa ha facturado indebidamente de forma generalizada en los municipios gallegos la energía reactiva. Pero no es el único error que achacan los gobernantes locales a las facturas de la eléctrica: en algunos casos les ha aplicado la tarifa diurna (más cara) cuando las instituciones habían contratado la nocturna para el alumbrado público y también en ocasiones ha emitido facturas duplicadas. El alcalde de O Barco de Valdeorras, el socialista Alfredo García, asegura que además de reclamarle a la eléctrica el dinero que le cobró indebidamente tuvo que instarla a que le pagara el canon del 1,5% de la facturación neta en el municipio que "había olvidado ingresarnos". "Fue un error y nos lo reembolsaron de inmediato", suaviza el socialista, dispuesto a conseguir mediante el diálogo que Fenosa le reingrese los cobros indebidos de los cinco años, a lo que de momento se niega. 

Su compañero de partido y alcalde de Monterroso, Antonio Gato, es más rotundo: "Voy a ir a la vía judicial por estafa, no voy a parar hasta que nos lo devuelvan todo porque nos han aplicado mal la factura a sabiendas; metieron la mano en la caja pública". Gato explica que no solo les han cobrado la energía reactiva sino que "simulaban las lecturas sin tener ni medidores". El alcalde de Monterroso arremete también contra la Fegamp "que nos ha dejado solos en esto, sometidos a la dictadura de las eléctricas" y asegura que si la federación de municipios comienza a moverse ahora "es porque las demandas se han convertido en algo imparable y han empezado a entrar ya los del PP que primero se estuvieron quietos". 

Los alcaldes del PP, efectivamente, también reclaman. El regidor de Muiños y portavoz del grupo popular en la Diputación de Ourense, Plácido Álvarez, no oculta su malestar. En su municipio flotan las productivas aguas de dos embalses (los de Salas y As Conchas) de los que se sirve la eléctrica a la que el alcalde ha reclamado la devolución de más de 40.000 euros cobrados indebidamente. La empresa se avino a devolverle la parte correspondiente a la última anualidad: "Nos ha ingresado 31 euros con algunos céntimos", comenta el regidor popular en un tono entre la chanza y el escarnio. En el Ayuntamiento de Pereiro de Aguiar en donde Álvarez es secretario, el cobro indebido ascendió a 78.000 euros. Tras la reclamación, la eléctrica reingresó a las arcas municipales 22.000: la parte correspondiente a la última anualidad. "Consumo le ha abierto ahora expediente sancionador a Fenosa, ¡pues solo faltaría!", apostilla Álvarez, que anuncia que va a estar "muy atento a ver qué pasa con esto". 

Pero no son solo los pequeños municipios los molestos con la decisión de la compañía energética de saldar únicamente el exceso de cobro del último año. Grandes ciudades como Ourense y Pontevedra, que detectaron ya los cobros indebidos en 2011 a través de un técnico externo, el ingeniero Javier de Andrés, aún negocian con el objetivo de recuperar todas las anualidades mal facturadas. 

El concejal de Hacienda de Pontevedra, Raimundo González, reconoce a través de su gabinete de prensa que las facturas de Fenosa "estaban llenas de cosas extrañas". Y cita, entre otras, que "las multiplicaciones estaban mal hechas, siempre a favor de la eléctrica". 

El Ayuntamiento de Ourense, asesorado por el mismo técnico que el de Pontevedra, reclamó hasta en dos ocasiones ante Fenosa "sin conseguir contestación". Y eso después de que De Andrés hiciera una consulta ante la Comisión Nacional de la Energía que "dio la razón a la institución pública". La eléctrica se avino a negociar con el Ayuntamiento "solo cuando presentamos reclamación ante Industria", explica un técnico municipal. Entre 2009 y 2012 la compañía facturó 270.000 euros de más al municipio ourensano, según las cuentas del Ayuntamiento. Solo accede a devolver la parte correspondiente al último año: en torno a 30.000 euros. 

El de Ourense, como la mayor parte de los municipios afectados en distintos puntos de Galicia -salvo, de momento, la veintena que firmó el convenio con la Diputación de A Coruña- está dispuesto a dar la batalla por recuperar "un dinero que es de todos los ciudadanos". 

La firma alega que cumple la ley 

El técnico coruñés que ha asesorado en sus reclamaciones a los grandes ayuntamientos cree que no ha habido ánimo de lucro por parte de Fenosa en los errores de facturación, sino “una interpretación de un BOE particularmente confuso”. Javier de Andrés sostiene que el problema no solo afecta a Galicia, sino a toda la zona de distribución de Fenosa (incluye otros municipios españoles) “aunque los principales perjudicados han sido los ayuntamientos dada su condición de consumidores nocturnos”. Da igual qué compañía elijan los usuarios, “la distribuidora viene impuesta por la ubicación geográfica”, explica el técnico la responsabilidad de estas de trasladar a las comercializadoras el importe de los peajes que recaudan. 

La confusión no solo afecta al BOE. Los alcaldes de pequeños municipios aseguran que no tienen personal capacitado ni suficiente para analizar las “farragosas” facturas eléctricas. Por eso buena parte de ellos contrataron consultoras externas. 

“A nosotros nos llegan hasta 150 facturas de Fenosa. No las unifican; nos envían una por cada instalación municipal: es imposible revisarlas todas. Aunque tenemos un funcionario dedicado a esto, hemos tenido que contratar a un bufete”, sostiene el regidor de Monterroso. 

A ello se suman los errores que enumeran otros alcaldes: multiplicaciones mal hechas, ausencia de contadores, cobros de tramos equivocados… “Esto es el paraíso de la confusión. Fenosa se equivoca pero siempre a su favor”, protesta el regidor de Maside, el socialista Celso Fernández. El alcalde de Vilar de Santos (CxG), Xan Jardón, no cree en los errores. En su opinión “se trata de una estafa y no de una mala lectura de contadores”. 

Fenosa insiste en que el error ha sido subsanado y en que está atendiendo todas las reclamaciones que recibe, devolviendo el exceso de facturación de la última anualidad, en su opinión, la única a la que está obligada por ley. 


Escrito por: Cristina Huete
Publicado en: El País

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada