martes, 15 de abril de 2014

E.ON ya factura a sus clientes con el nuevo precio de la luz


E.ON se ha adelantado al periodo transitorio contemplado por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo y ha comenzado a facturar a sus clientes conforme a la nueva normativa de revisión de precios de la electricidad, anunció en un comunicado. 

Desde este mismo martes, los clientes de E.ON empezarán a recibir sus facturas de acuerdo a esta norma. La celeridad con la que la empresa se ha adaptado al cambio en un tiempo récord responde al "interés por poner al cliente en el centro de toda su actividad", señala. 

Esta anticipación, indica, redunda en "claros beneficios" para sus cerca de 300.000 clientes, ya que anticipa el ahorro del precio del mercado actual y evita complejas refacturaciones futuras. 

Por otro lado, con el objetivo de hacer esta transición más fácil para sus clientes e informarles sobre cómo les afecta y en qué se traducen los cambios normativos, la compañía ha puesto en marcha un completo sistema informativo. 

De este modo, en la primera factura que reciban de acuerdo a la nueva normativa, los clientes encontrarán una sencilla carta explicativa. 

Los usuarios del bono social recibirán también información en la que se les hace saber que no van a dejar de disfrutar de las ventajas que les corresponden con este sistema. Los usuarios ya pueden encontrar información actualizada sobre sus nuevas facturas y despejar las dudas sobre el sistema en todos sus canales de atención al cliente, entre ellos la atención telefónica gratuita, las 19 oficinas presenciales, las plataformas 'online' y el correo electrónico específico 'entiendetufactura@eon.com'. 


Fuente: Expansion.com
 

domingo, 6 de abril de 2014

¿Cómo será tu factura de la luz a partir de ahora?


Este mes entra en vigor la nueva forma de determinar el coste de la energía de tu factura eléctrica. Hemos 'traducido' el nuevo sistema de precios para ayudarte a entender la nueva factura y que comprendas cómo funciona el mercado de la luz.

Fotografía: R. Martín.
Los cambios afectarán a los pequeños consumidores que están acogidos al Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC). Sabrás si tú estás considerado como un pequeño consumidor si tienes contratada una potencia inferior a 10 Kw (la mayoría de los hogares y empresas pequeñas tienen esta potencia). 

Lo fundamental que has de saber es que se suprime el sistema de subastas. De esta manera, el recibo de la luz se calculará tomando como referencia el precio del Kw en función de su cotización diaria en el mercado mayorista eléctrico. Es decir, los consumidores pagarán la electricidad consumida a un precio medio del mercado en ese periodo de facturación. 

Tal vez te interese optar por pagar en función de tu consumo y del precio del mercado en cada hora, para esto necesitas tener un contador con discriminación horaria. Estos contadores cuestan unos 43€ y su instalación ronda los 10€. 

El Gobierno pretende con este cambio hacer más transparente el recibo y, sobre todo, abaratarlo, al eliminar los costes adicionales que suponían el sistema de facturación mediante subastas. 

Los cálculos de las compañías eléctricas indican que tu factura eléctrica podría reducirse en un 3%, es decir unos 30€ con respecto al año pasado. 

La nueva tarificación: PVPC

Hay tres diferencias que debes comprender con respecto al sistema anterior: 
  • La Tarifa Tur (la que regulaba el gobierno) se convierte en el Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC). 
  • Las CUR (Comercializadoras de Último Recurso), que pertenecen al Mercado Regulado, pasan a llamarse Comercializadoras de Referencia. Son las 5 que todos conocemos; Gas Natural, Endesa, Iberdrola, HC-Naturgás y E.ON. 
  • Las comercializadoras de referencia, que hasta ahora ofrecían la TUR, pasarán a ofrecer dos opciones: El PVPC, la tarificación indexada al precio de cada hora del mercado mayorista, y el Precio Fijo, que lo define libremente la comercializadora. A este precio sólo le afectarán las variaciones de los peajes de acceso (costes regulados como el transporte y distribución de la energía, entre otros). 

¿Cómo será ahora tu factura eléctrica? 

Con el nuevo modelo, los cambios se producen en el apartado de facturación. En tu próxima factura te encontrarás con las siguientes partidas: 

  • Potencia contratada: es el importe fijo que se calcula multiplicando la potencia contratada (kW) por el número de días del período de facturación y por el precio del kW. Este precio no va a cambiar. 
  • Energía consumida: es el importe de lo que has consumido durante el período facturado. Ahora tenemos un precio diferente para cada hora del año. La empresa encargada de gestionar todo esto es la Compañía Operadora del Mercado Ibérico de Energía. OMIE cruza, para cada hora, las curvas de oferta y demanda y establece diariamente los 24 precios de la electricidad que serán de aplicación el día siguiente. 
  • Descuentos: se indica el ahorro obtenido en caso de que hayas contratado alguna oferta. Impuesto sobre electricidad: es un impuesto de los denominados especiales (Destinado a la minería del carbón) como los que se aplican al tabaco o al alcohol. 
  • Los peajes de acceso: La cuantía de peaje es el coste que tiene la comercializadora por usar las redes de la distribuidora. El precio es fijado por el Gobierno y es obligatorio mostrar dicho importe en cada factura. Con la nueva normativa ese coste aparecerá desglosado. 

Cuando te llegue la primera factura en la que estén aplicados estos cambios, puedes visitar la web de la CNMC para comprobar que tu recibo es correcto. La herramienta realiza una sencilla simulación de tu recibo con tan sólo introducir tus datos en cuanto a potencia, periodo de facturación y consumo 

¿Van a devolver dinero las eléctricas? 

El real decreto que estableció ese precio también obligaba a las eléctricas a devolver dinero si el precio de la luz en el mercado era inferior. Según los cálculos del Gobierno, las comercializadoras tendrán que devolver un total de 300 millones de euros cobrados de más en el primer trimestre del año. Si durante el período de prórroga, ya que tienen tres meses para aplicar los cambios, el precio medio en el mercado mayorista es inferior a los 48 euros por megavatio hora, también tendrán que devolver lo que cobrarán de más. 



viernes, 4 de abril de 2014

9 millones de usuarios se quedarán sin la devolución de 17 euros de las eléctricas


A pesar de toda la avalancha de información, el nuevo sistema de precios de la luz está creando numerosas lagunas. Una de ellas es qué pasa con los usuarios que ahora están bajo un contrato de libre mercado con las eléctricas. 

En total, son más de nueve millones. Uno de los problemas es qué pasa con las devoluciones de dinero que tienen que hacer las eléctricas, y de las que, en principio, sólo se beneficiarán los usuarios con tarifa regulada. 

¿Por qué? En paralelo a la implantación del nuevo sistema de precios, que como muy tarde estará operativo el 1 de julio, las eléctricas deben devolver a los usuarios a partir de ese momento 300 millones de euros, porque el precio de la energía que han estado aplicando durante el primer trimestre era superior al que finalmente ha resultado del mercado mayorista. 

En total, se estima que deben devolver unos 17 euros a cada uno de los 16 millones de usuarios con tarifa regulada. El problema es que los 9 millones de usuarios que están bajo contrato libre (una oferta específica de la eléctrica), no se rigen por la tarifa regulada. Sólo la usan de referencia para fijar sus propios contratos. Estos tenían el gancho comercial de aplicar un descuento sobre el precio regulado. La eléctrica, ahora, no tiene obligación de devolver dinero si el precio regulado ha cambiado a la baja con respecto al que se fijó en enero. Otra cosa es que el usuario reclame a la eléctrica. 

Los expertos recomiendan que el usuario recupere la documentación del contrato y la examine con lupa, para ver si las cláusulas particulares de la oferta comercial contemplaban la revisión tarifaria puntual. 

Una posibilidad es que, aunque la eléctrica no devuelva dinero, sí decida mejorar la oferta a futuro para evitar una avalancha de quejas. Y sobre todo, para no correr el riesgo de quedar en evidencia, porque los precios regulados podrían terminar siendo más baratos que las ofertas de libre mercado. 

Estreno con descuentos generalizados 

El nuevo sistema para fijar los precios de la luz se estrenó ayer con descuentos generalizados. El nuevo mecanismo, que contempla cobrar la electricidad al usuario según su cotización en el mercado mayorista en cada momento, registró precios más bajos en todas las horas del día con respecto al pasado lunes. 

Frente a la media de 0,10574 euros por kilovatio hora del lunes, para ayer, martes 1 de abril, hubo una media de 0,08827 euros, lo que supone un 16,5% menos. Hubo descensos que llegaron a superar el 25% en algunas horas de la tarde. El precio más bajo se produjo de madrugada, entre las 2 y las 5. 

Ayer, el precio de la electricidad alcanzó su cota más baja entre las 4 y las 5 de madrugada, con un precio de 0,076 euros por kilovatio hora. Esa tarifa es un 23% más baja que los 0,10 euros por kilovatio hora de entre las 10 y las 11 de la mañana, cuando se produjo el precio más elevado. 

Los precios programados para hoy también son, en su mayor parte, más bajos que los del lunes, aunque los descensos se amortiguan. Llegan a un máximo de entre el 13% y el 16% en las horas de madrugada. Tan solo entre las 9 y las 12 de la noche de hoy los precios de la luz serán más caros que el lunes. 

Picos y valles 

Si no existen fenómenos especiales, como un gran volumen de viento, y por tanto de energía eólica, suele ser normal que los precios de la electricidad sean más bajos de madrugada que en la hora punta comercial, por el efecto de valles y picos que se produce en la demanda. 

En el momento en el que los usuarios dispongan de contador eléctrico digital y puedan adaptar su consumo a una horas concretas del día, podrán beneficiarse de ese efecto de picos y valles en los precios. 

A falta de contador digital, la compañía eléctrica aplicará los parámetros que ha establecido Red Eléctrica, que ha fijado un consumo estándar para todos los usuarios: más consumo durante el día que por la noche. 

'Precio-manía' 

El nuevo sistema de tarifas de la luz está creando en España una especie de 'precio-manía', de la que nadie se quiere quedar al margen. Todas las asociaciones de usuarios han entrado a trapo en este asunto, con páginas web explicativas, y enlaces que llevan hasta la página en Internet de Red Eléctrica (www.ree.es) donde cada día, hacia las 8.15 de la tarde, se publicarán los precios de la luz del día siguiente. En concreto, la información estará disponible en www.esios.ree.es/web-publica/


Artículo escrito por: Miguel Ángel Patiño 
Publicado en: Expansión.com

miércoles, 2 de abril de 2014

Nuevo recibo de la luz: la factura horaria que 'vende' el Gobierno es inviable


  • Los contadores horarios, que deberían ser el 35% a finales de año, no serán 'inteligentes' hasta que se apruebe y ponga en marcha el procedimiento de comprobación y validación de los equipos de medida que han de llevar a cabo las eléctricas.
  • Este martes ha comenzado el plazo de tres meses para que las eléctricas cambien el sistema de facturación para 16 millones de usuarios, quienes apenas tendrán margen para el ahorro energético.
  • El recibo vendrá fijado por la cotización de la luz en un mercado dominado por cinco empresas, que son las principales productoras, distribuidoras y comercializadoras: Iberdrola, Endesa, Gas Natural, E.ON y EDP.

El recibo empezó a cambiar a partir del 1 de abril, sí. Pasa de llamarse TUR (Tarifa de último recurso) a PVPC (precio voluntario pequeño consumidor). ¿Y qué más? El Gobierno no ha dejado de decir en público y en privado que el sistema permitirá que la factura se adapte al precio y al consume horario para aquellos que tengan contador inteligente –los plazos son que el 35% de los 16 millones de usuarios lo tengan a 31 de diciembre de 2014–. Pues bien, esto es inviable. Tan inviable es, que el propio Gobierno lo deja por escrito en el Real Decreto publicado el sábado pasado. 

El decreto afirma que, antes de que se pueda facturar por horas, ha de establecerse un "procedimiento donde se regule la comprobación, validación y cierre de los datos procedentes de los equipos de medida", así como "los protocolos de intercambio de información, de seguridad y de confidencialidad". Para ello, el Gobierno pide a la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) que remita "en el plazo máximo de dos meses desde la entrada en vigor de este real decreto", una propuesta de los procedimientos, "así como de cualquier otra disposición que fuese necesario desarrollar a efectos de la gestión de la medida horaria de los equipos de medida conectados al sistema de telegestión". Es decir, hoy por hoy, la facturación horaria no es viable, aunque se tenga contador inteligente. Y no lo será hasta dentro de meses. 

¿Cuántos? No está claro, pero fuentes del sector interpretan estos plazos indefinidos como un gesto del Gobierno hacia las grandes eléctricas. El decreto del Gobierno prosigue: "En el plazo máximo que se establezca en las disposiciones a que se refiere el apartado anterior, los encargados de la lectura deberán efectuar la telemedida de todos los contadores de telegestión instalados a suministros en baja tensión de hasta 15 kW". En otras palabras: no sólo hay que definir un procedimiento y unos protocolos, hay que ponerlos en marcha y, además, las eléctricas deberán revisar posteriormente todos los millones de contadores instalados (en torno a un 20% de los 16 millones de consumidores vinculados con la tarifa PVPC). Eso sí, hace semanas que Red Eléctrica Española puso en marcha una prolija web en la que se desgrana el precio horario de la luz, cuya utilidad es, hoy por hoy, nula para el consumidor –salvo por el mero placer del saber por el saber–. 

Entonces, si todo este sistema que se ha publicitado no es viable, ¿cómo se va a facturar la luz realmente? Pues con unos perfiles de consumo con los que se hará una media que se aplicará a la factura de cada cual. "Así pues, dará igual que te levantes a las cuatro de la mañana para poner la lavadora", explica Jorge Morales, director de Geoatlanter y miembro de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, "porque se considerará el consumo de todo el mes y te lo repartirán conforme a un perfil estándar". 

Conforme a un perfil estándar vinculado al mercado de la luz. ¿Qué mercado? Pues el mercado dominado por las mismas eléctricas que son los principales generadores de energía y que dominan también su compra y comercialización. Como oferentes, esto es, como agentes que venden la electricidad que producen, aparecen fundamentalmente –en torno al 70%– empresas pertenecientes a cinco grandes grupos: Endesa, Iberdrola, E.ON, EDP y Gas Natural Fenosa. Es decir, centrales nucleares, hidráulicas, plantas de ciclos combinados y carbón. Además, intervienen las renovables. 

En el otro lado, en el de la demanda, vuelven a estar las comercializadoras de los mismos grandes grupos que dominan la oferta (Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, E.ON y EDP). Junto a ellos, algunos grupos independientes y consumidores cualificados (como Arcelor, por ejemplo, que por su gran volumen de compra puede dirigirse directamente al mercado). 

El Gobierno ha anunciado que reformará este mercado antes del verano, si bien no ha adelantado grandes cambios. Más bien al contrario, fuentes del Ministerio de Industria insisten: "El mercado da señal de precio. Se puede intentar mejorar, pero funciona".


Artículo escrito por: Andrés Gil
Publicado en: El Diario.es
 

La complejidad del recibo de la luz



Vemos marcados algunos conceptos importantes para entender el recibo de la luz.


Los autónomos, preocupados por las tarifas de la luz


Las tarifas de la luz no solo preocupan a los hogares. Los autónomos también se consideran perjudicados por las revisiones de los precios. La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) sostiene que se quedarán “en manos de las compañías eléctricas“. 

En un comunicado de prensa aseguran que la gran mayoría de los profesionales por cuenta propia carecen de los contadores inteligentes que les ayude a realizar una planificación de sus actividades por horas. Y en la actual situación “abordar esta inversión es muy delicado“, apunta el responsable de UPTA, Sebastián Reyna, respecto a la instalación de los contadores digitales. 

Temen incremento de precio 

Desde esta organización de autónomos sospechan que la aplicación de un promedio diario en la facturación puede acarrear un incremento en la factura. Consideran que la opción del contrato bilateral gestionado con las eléctrica resulta una opción “muy complicada para la mayoría de las compañías españolas“. 

En UPTA son más partidarios de una liberalización del suministro minorista, pero para ello es preciso algo más de tiempo con intención de organizar y asociar la demanda.


Artículo escrito por: Iván Garcia