lunes, 22 de diciembre de 2014

Las tejas solares, lo último en eficiencia




Los tejados construidos con tejas de vidrio podrían convertirse en el futuro de los edificios. Con esta nueva tecnología se podrían reducir considerablemente los costos de calefacción de los hogares. La búsqueda de la eficiencia es seguida por muchas investigaciones en todo el mundo que trabajan por hallar formas respetuosas con el medio ambiente para obtener una energía limpia que, además, ahorre costos. La fundación sueca de Soltech Energía Solar ha desarrollado en pro de esa eficiencia las tejas solares. 

El novedoso método para obtener energía solar limpia se autodenomina como “la combinación de cálculos científicos y principios básicos de la biología que resultaron exitosos para el desarrollo de un sistema de energía solar único“. 

Estas tejas elaboradas con vidrio transparente tienen una base de nylon negro encargado de absorver el calor y transmitirlo al aire que circula por debajo de las tejas para calentarlo. El aire caliente obtenido se canaliza a través de un acumulador de calor para poder usarlo en la calefacción o el agua caliente. 

Este novedoso sistema sueco puede generar hasta 359 kWh de calor por metro cuadrado suponiendo un gran ahorro en los costos de calefacción. La cantidad de energía generado varía según el clima. 

Las tejas de vidrio tienen un peso parecido a las tejas de barro, por lo que no suponen cargas adicionales que puedan peligrar la solidez del edificio. Además, el vidrio es más fácil de producir y reciclar, y su vida útil es superior a la del hormigón o la arcilla. 

Las tejas solares desarrolladas por la fundación Soltech Energía Solar suponen pues un novedoso método para ahorrar en gastos de calefacción y calentadores de agua, al mismo tiempo que permiten obtener energía respetando el medio ambiente. 

Además, para los más preocupados por el estilo y la estética, estas tejas solares de vidrio se integran en la estructura de los edificios proporcionando una imagen moderna y alternativa. 


Escrito por: Marta Úbeda 
Publicado en: El Ciudadano

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada