jueves, 4 de diciembre de 2014

El precio de la gasolina y el cuento de nunca acabar


La Comisión investigará por qué los precios de la gasolina se mantienen "por encima de los europeos de manera sostenida". ¿Luis de Guindos? No, Joan Clos, ministro de Industria en 2007. 

Lo que @pablocerezal describe en su reportaje ¿Por qué el petróleo cae un 40% desde junio y la gasolina sólo un 8%? tan gráficamente como el 'efecto del cohete y la pluma', refiriéndose a la velocidad con que el precio de las gasolinas replica las alzas (cohete) y bajadas (pluma) del Brent, ha hecho reaccionar al actual Gobierno. 

Así, el ministro de Economía Luis de Guindos ha asegurado que "el Gobierno velará para que la bajada del petróleo se traslade al precio de la gasolina", emulando a Clos, y otros antecesores en diferentes etapas. 

¿Y qué opinan los productores? Pues se defienden diciendo, primero, que los impuestos son la parte del león de los carburantes, lo cual es cierto, ya que ningún gobierno está dispuesto a renunciar a los pingües ingresos por los diferentes gravámenes de las gasolinas. Si hasta les cargaron el céntimo sanitario, ahora rechazado por Europa. 

Pero los impuestos por sí solos, aunque supongan el 50% del precio final, no explican el hecho de que la gasolina suba deprisa y baje despacio.




Desde la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP) también se niega la mayor y se asegura que "Los precios en el surtidor sí reflejan las caídas de las cotizaciones internacionales de los carburantes". 

Pero la comparativa sale diferente si se tienen en cuenta todos los datos,como se ve en el gráfico: 




Si miramos los datos de AOP, resulta que en el mejor de los casos, el de la gasolina sin plomo 95, la rebaja de precio entre junio y noviembre fue de 14,9 céntimos por litro: ¡un 10,2% frente al 40% en la caída del precio del petróleo! Sí, están argumentos como las variaciones en los tipos de cambio, pero ni así se explica una diferencia tan grande y siempre en el mismo sentido. 

Puedes seguirme en Twitter @Pedrobiurrun o suscribirte a mis post


Autor: Pedro Biurrum

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada