viernes, 19 de diciembre de 2014

Las petroleras podrían pagar un 9% con el nuevo impuesto a la extracción de crudo


Soria ratifica que los dueños de los terrenos sujetos a concesiones para extraer hidrocarburos podrán obtener hasta el 1% del valor de esa producción. 





El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, adelantó el lunes que el tributo que gravará la extracción de hidrocarburos tendrá un tipo del entorno del 8% de la producción anual, porcentaje que se fijará en el reglamento que desarrollará la reciente modificación de la Ley de Hidrocarburos. Antes de presidir una reunión del comité ejecutivo del PP en Canarias, Soria aludió así a la aprobación, en el último Consejo de Ministros, del proyecto de ley que modifica esta norma, que prevé la creación de un tributo que grave el valor de la producción de hidrocarburos. 

El ministro explicó que lo que recaude el tipo del 8%, porcentaje que imponen otros países como Italia, se canalizará, a través de la Ley General de Subvenciones de 2003, hacia los ayuntamientos y las comunidades autónomas donde se desarrollen las extracciones. 

Si no fuera en el ámbito de una comunidad autónoma, sino en aguas territoriales españolas, esos recursos serán canalizados hacia las entidades locales y comunidad autónoma más próximas al punto de la extracción, concretó. 

La comunidad más beneficiada por la recaudación del nuevo impuesto será Canarias, aunque su presidente, Paulino Rivero, considera que la iniciativa del Gobierno es una «cortina de humo para distraer de lo sustancial», que los isleños están en contra de las prospecciones (ver información adjunta). 

El ministro ha calculado que las prospecciones canarias pueden reportar 140.000 barriles diarios, lo que supone el 10% de la necesidad de petróleo de España, de 40.000 millones de euros al año. Es decir, que la producción de las islas sería de unos 4.000 millones al año, que supondrían, con un tipo del 8%, 320 millones de euros anuales con los actuales precios del crudo. 

Soria destacó ayer que, en virtud de esta modificación legal, los dueños de los terrenos sujetos a concesiones para extraer hidrocarburos podrán obtener hasta el 1% del valor de esa producción durante el período de explotación, frente al justiprecio de la expropiación que obtienen en la actualidad. En los casos de extracción en tierra, al 8% que se destinará a las administraciones se le sumará este 1%. 

Fuentes de Industria avanzan que un día próximo el Boletín de las Cortes publicará el texto del anteproyecto, que contendrá más detalles sobre estas medidas. La realidad se impone y es que esta semana puede haber resultados de las prospecciones que realiza Repsol desde hace un mes. El Rowan Renaissance, el buque contratado por Repsol para buscar petróleo a 50 kilómetros de las islas de Fuerteventura y Lanzarote, ha alcanzado los límites del posible almacén de petróleo y podría extraer crudo en días. 

Cuando se apruebe la nueva ley, será un reglamento el que determine los porcentajes del tributo y cómo se distribuirá lo que se recaude entre las entidades locales y comunidades autónomas. 

Preguntado sobre si esta distribución se debatirá con las comunidades autónomas en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera, Soria se remitió a lo que considere oportuno el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, aunque consideró que este impuesto beneficiará a todas las comunidades y entidades locales en las que se realice este tipo de actividad. 

Respecto al rechazo que de Baleares y Canarias han mostrado, Soria dijo que ésta no es una cuestión de si se quiere o no recibir recursos, sino del interés general de todos los españoles. 

Precisamente la portavoz del Govern balear, Núria Riera, ha subrayado que en Baleares no se quiere que se realicen prospecciones petrolíferas en el Mediterráneo y ha sentenciado: «Si en Madrid se piensan que es cuestión de hacer dinero con el petróleo, es que no entienden nada». 

Rivero aseguró que las petroleras compensarán este impuesto con la rebaja del tipo nominal del Impuesto sobre Sociedades que prevé la reforma fiscal, del 30% al 28% en 2015. Las petroleras, ahora gravadas al 35%, tendrán un tipo del 33%. En el pasado Consejo de Ministros también se anunciaron «medidas para fomentar la competencia en el sector del gas natural».


Fuente: Expansión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada