jueves, 28 de noviembre de 2013

Biomasa eléctrica, entre la incertidumbre y la internacionalización


Planta de biomasa en Reocín (Cantabria)
El sector de la biomasa eléctrica en España atraviesa un momento de incertidumbre debido a la inexistencia de legislación que haga viable el desarrollo de nuevos proyectos. Ante esto, los promotores han comenzado a dar sus primeros pasos en el exterior. Mientras tanto, aunque miran con recelo el futuro renovable en nuestro país, mantienen la mayor parte de los proyectos en cartera. 

Aunque es un sector con un enorme potencial de desarrollo en nuestro país, se estima que tan sólo se han instalado poco más de 600 MW. No obstante, la mayor parte de empresas -respaldadas por grandes grupos como Acciona, Ence, Dalkia o Gas Natural Fenosa- cuentan con proyectos que superan los 1.200 MW, según la información recopilada por Alimarket Energía para un informe. Eso sí, todos en situación de 'stand by'. 

Del total de potencia proyectada, actualmente, sólo se está ejecutado un 3%, correspondiente a dos instalaciones que consiguieron entrar en el último Registro de Preasignación, que corresponden a plantas que tienen en construcción Ence y Gestamp. Mientras, en el último año, han entrado en operación 60 MW, pertenecientes a otra instalación de Ence en Huelva (50 MW) y 10 MW de la central de Reocín (Cantabria), operativa desde finales de 2012 y explotada por Biomasa de Cantabria. 

Internacionalización 

Así las cosas, algunas multinacionales han optado por desplegar su tecnología y conocimientos bioenergéticos fuera de nuestras fronteras. Los mercados de América y Europa, con regulaciones más favorables, son los que mayor interés han suscitado. La primera compañía que operará una central en el exterior es Gestamp Biomass, que construye su mayor proyecto de generación eléctrica con biomasa en Estados Unidos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada