sábado, 30 de noviembre de 2013

Trucos para ahorrar en calefacción


La calefacción (eléctrica o de gas) engrosa buena parte de las facturas energéticas de un hogar, casi el 50%. Reducir el coste, sin necesidad de pasar frío, redundará en un ahorro de la factura final: 

  1. Utilizar el termostato y bajar la temperatura. El uso correcto del termostato de la calefacción permitirá ahorrar dinero. La Organización de Consumidores y Usuarios de España (OCU) aconseja mantener una temperatura de 20 grados durante el día y 16 grados durante la noche. “Por cada grado que se baja la temperatura, se ahorra un 8% de energía”, señala la OCU. Un falso mito es que apagar la calefacción consume más energía que mantenerla encendida a temperatura constante. Según la OCU, no es verdad. “Aunque al encenderla tendremos un pico de gasto, a la larga el ahorro se nota y merece la pena”. Así, bajar la temperatura a 16ºC durante la noche supone ahorrar un 13% respecto a mantener la calefacción encendida a 20ºC. 
  2. Aislar la vivienda. Además de revisar en el domicilio la potencia contratada, también se aconseja intentar aislar la casa. Como es obvio, las ventanas pueden ser un punto de fuga de calor de una vivienda, pero también paredes y techos. 
  3. Usar reflectores colocar paneles reflectantes de calor tras los radiadores. Esta medida permite un ahorro en calefacción de entre el 10% y el 20%, señala la OCU. Los reflectantes de calor son láminas flexibles, con una fina capa de espuma aislante y una superficie metálica, habitualmente plateada. El calor 'rebota' en su superficie evitando que se difunda a la pared y lo concentra sobre el radiador que tiene delante. 
  4. Distribuir el calor. Si hay estancias que no se usan, cerrar la calefacción y mantener la puerta cerrada. Es preferible calentar estancias pequeñas.

Fuente original de la noticia: Cinco Días

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada