domingo, 30 de junio de 2013

Los españoles empiezan el verano pagando más por la luz

El mes de julio llega con subida en la factura eléctrica que asumen los hogares españoles. 
La tarifa de la luz saldrá un 1,2% más cara durante los próximos tres meses. 

Información publicada en el diario: Expansión.

El bolsillo de los españoles vuelve a resentirse... menos que en otras ocasiones, pero sufrirá otro golpe. Aparte de las recién aprobadas alzas de los impuestos especiales del alcohol y el tabaco (que también cuentan), el mes de julio arranca con una subida en una de las facturas fundamentales para las economías domésticas. Desde el 1 de julio la tarifa de la luz se incrementa en un 1,2%. Mientras, el precio del gas natural se mantiene sin cambios. 
La subasta que sirve para fijar el precio de la electricidad para el tercer trimestre del año, celebrada el pasado martes, se saldó con un incremento de los precios del 3%. La puja, responsable de algo menos de la mitad de la tarifa que pagan la mayoría de clientes, empuja así al Gobierno a decretar una subida del recibo del 1,2%
El precio de la electricidad está compuesto por dos partes que tienen tradicionalmente un peso repartido más o menos a partes iguales (aunque actualmente se distribuyen más cerca de una proporción del 60/40): los peajes eléctricos -que fija directamente el Ministerio de Industria- y otro componente variable que se determina a través de una subasta. La puja, en la que participan las grandes eléctricas (Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, HC y E.ON), determina el precio de la Tarifa de Último Recurso (TUR), a la que se acogen unos 20 millones de clientes, la inmensa mayoría del total. 
Como viene sucediendo desde principios de año, la subasta es el único factor determinante para establecer el precio de la luz para el tercer trimestre del año, dado que el Ministerio de Industria ha prometido insistentemente congelar durante todo 2013 la mitad del recibo que depende directamente de la decisión gubernamental y que recoge los gastos regulados del sistema eléctrico. Con los peajes que fija el Gobierno congelados y la subasta saldándose con una subida del 3%, el resultado es que la factura de la luz subirá en torno a un 1,2% entre julio y septiembre. 

Vuelve a subir tras la fuerte rebaja de abril 

El recibo eléctrico vuelve así a subir, después del respiro (importante respiro) que se tomó en el trimestre pasado, con una rebaja de la tarifa del 6,62%. Una fuerte caída que hace que, a pesar de la subida que llega ahora, los españoles aún paguen menos por la luz que al inicio del año. En cualquier caso, la del pasado abril era la primera rebaja real en cuatro años (el pasado octubre cayó el precio de la electricidad, pero al coincidir con la subida del IVA y otra subida paralela, el recibo de facto subió)
Durante 2011 la tarifa se disparó un 10%; en 2012 subió en otro 5,4% y se aplicó con carácter retroactivo una refacturación del 7%, amén del alza del IVA; y el 1 de enero de este año se aplicó una nueva subida del 3%. Además, desde el sector eléctrico se da por hecho que se acabará repercutiendo al cliente de forma progresiva el impacto de los nuevos impuestos que ha creado el Gobierno y de los recortes de los costes regulados. 
Y podía haber sido aún peor para el consumidor. El ministro Soria acabó echando para atrás, tras las críticas de la CNE y del sector, el nuevo modelo de penalización de consumos excesivos que pretendía aplicar este año y que habría supuesto a buena parte de los clientes una subida adicional de entre el 3 y el 7%. Ahora, si el Gobierno cumple su compromiso de mantener su mitad del recibo congelada, abril se estrenará con rebajas. 
El Gobierno ultima ahora la esperada reforma eléctrica, que previsiblemente será aprobada durante este mes de julio. El ministro de Industria, José Manuel Soria, prepara una reforma de todo el sistema para ajustar ingresos y costes (para enjugar el grave problema que arrastra el sector con el déficit de tarifa, que supone ya un agujero de unos 28.000 millones de euros). Las nuevas medidas, además de recortes de los ingresos regulados que reciben las eléctricas y las energías renovables, muy probablemente incluirán aspectos que pueden acabar afectando al bolsillo del ciudadano. Y es que se da por hecho que se incrementará el peso que en la factura tiene los costes fijos/regulados, y se recortará la importancia del consumo real. 

El gas sigue congelado 

Frente a la subida eléctrica, los precios del gas se mantienen otro trimestre sin cambios (y ya van cuatro). El Ministerio de Industria ha decidido de nuevo congelar la tarifa de último recurso del gas natural, con lo que los tres millones acogidos a ello verán como permanece invariable al menos hasta octubre, informa Europa Press. El gas natural suma ya cuatro trimestres consecutivos sin cambios. La tarifa de gas registró sí que registró subidas en los tres primeros trimestres del año pasado, con incrementos del 0,5% en la revisión de enero, del 5% en la de abril y de otro 2,26% en la que se realizó en julio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada