viernes, 31 de enero de 2014

Arquitectura bioclimática ¿Gracias a la certificación energética?


La arquitectura bioclimática, aunque muchos ya lo teneis muy claro, es aquella que se diseña aprovechando las condiciones climáticas del lugar para conseguir el máximo confort con el mínimo consumo energético. Eso significa diseñar de forma inteligente para que el sol, los vientos, la vegetación o incluso la luvia, jueguen a favor del confort en el interior. 



Ya sé que la arquitectura bioclimática no es en absoluto nada nuevo, pero sí es nuevo que con las nuevas normativas de eficiencia energética en la edificación, los técnicos en general están empezando a reparar en que con pequeños gestos en el diseño de una vivienda mejora muchísimo el confort y el ahorro energético, por lo que sin saberlo están empezando a diseñar inteligentemente arquitectura bioclimática. 

Antes de la llegada de la certificación energética pocos arquitectos tenían en cuenta cómo afectaba térmicamente al edificio la disposición de huecos en una orientación u otra, o las grandes diferencias en el comportamiento térmico entre una vivienda compacta y una vivienda a base de volumenes diferentes. 



Ahora, con lo que nos gusta a los humanos poner etiquetas, el juego de la etiqueta energética nos va como anillo al dedo para empezar a competir por una letra más alta. Y para conseguirlo, por fin recurriremos a una forma de diseño que se acerca al diseño bioclimático. Por supuesto, no sólo con medidas bioclimáticas mejora la calificación energética, pero en lo que se refiere al diseño propio del edificio, sí. 

Así que por lo menos podemos estar de enhorabuena porque cuestiones como la inercia térmica o el exceso de soleamiento en acristalamientos a sur, sean tenidas en cuenta para poner una calificación, que aunque sus métodos de cálculo son muy criticables, empieza a introducir conceptos de arquitectura bioclimática en la carrera por hacer un edificio mejor. 

- ¿Mejor? ¿Por qué? 
- Porque lo dice la etiqueta…

Escrito por: Javier Manzanero y publicado en: ECOESMAS


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada