jueves, 26 de diciembre de 2013

Dónde va cada euro del recibo de la luz


CNMV: Total de la factura de la luz.

CNMV: Peajes.



La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) en su loable intento de poner algo de luz en el galimatías actual de la subida del recibo eléctrico, casi ha creado más confusión. 

El blog de la página web de la CNMC ha sido actualizado con un informe para aclarar “donde va cada euro que pagamos” del recibo de la luz. Los datos que aparecen ahí solo coinciden en una cosa con un esquema parecido presentado por el Gobierno en los últimos meses para hablar de la reforma eléctrica: los impuestos.

De cada cien euros de factura, los españoles pagamos en el recibo de la luz 21,4 euros de impuestos, según la CNMC y según el propio Gobierno. Dicho así, parece poco, pero en realidad es la segunda mayor partida del recibo de la luz.

En impuestos del recibo eléctrico (IVA fundamentalmente, e impuesto eléctrico, que revierte en las Comunidades Autónomas) a los españoles se les van cerca de 6.000 millones de euros al año. El coste fiscal de la luz solo está por detrás del coste de la energía propiamente dicha, que supone más del 30%. Aquí empieza el lío. Precisamente la revisión del capítulo de la energía, con un mecanismo (la Cesur) que hubiera supuesto incrementos del 11% a partir de enero, es lo que ha generado la actual polémica. El Gobierno ha anulado, a través de la CNMC, la última Cesur, a la espera de dictar, se supone que el viernes día 27 de diciembre, un nuevo esquema.

Mientras tanto, se sucede el aluvión de datos de una y otra parte.

Un millón de familias de diferencia 

La CNMC dice que el coste de la energía es el 37,48% de todo el recibo. El Gobierno decía hace unas semanas que era el 35,4%. Hay más de dos puntos porcentuales de diferencia entre uno y otro organismo. Teniendo en cuenta que esos porcentajes aplican sobre un volumen total de cerca de 30.000 millones, da como resultado unos 600 millones de euros de diferencia, suficientes para pagar el recibo de todo un año a un millón de familias.

No es poca cosa. Pero lo más divertido es que los datos que presenta la CNMC, que ha emprendido una investigación a las eléctricas, se aproximan más a los que ha difundido Iberdrola en una campaña publicitaria, diciendo que la energía representa el 38% del recibo.

Estas diferencias también se producen en otros capítulos. La CNMC cifra en el 17,22% el coste de las subvenciones a las energías de régimen especial, entre ellas las renovables. Esa cifra es del 18,3%, según el Gobierno, y del 19% según Iberdrola. Para Competencia, el coste del transporte (la red de alta tensión de REE) es el 2,96%, y según el Gobierno es el 3,4%. El coste de la red de distribución (la que llega a la casa del abonado) es del 10,9% según el Gobierno, y el 10,4% según Competencia.

En el artículo 14 está todo

La tensión no para de aumentar en el sector. Unesa ha presentado ante Competencia un escrito en el que reclama que le sea admitido personarse en el expediente que abrió el regulador sobre las subastas Cesur. Este expediente, de momento, ha provocado la anulación de la última Cesur.

El Gobierno ahora, con la ayuda de Competencia, tiene que decidir un nuevo mecanismo de revisión de precios. Unesa apela al artículo 14 de la orden Orden ITC/1659/2009, de 22 de junio. Esta orden establece el procedimiento a seguir en caso de no validarse una subasta Cesur.

Una de las grandes confusiones que han surgido en los últimos días es que se piensa que, tras la no validación de la última subasta, hay un vacío legal. Pero no es así. Esa orden establece un mecanismo concreto: recurrir, haciendo medias aritméticas, a la anterior Cesur y otra posterior, o a subastas equivalentes.

Artículo publicado originalmente en: Expansión por MA Patiño.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada