miércoles, 14 de enero de 2015

La bombona de butano no puede costar más de 17,5 €




La bombona de butano no puede costar más de 17,5 euros después de impuestos, pues es el tope legal marcado por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo hasta el mes de septiembre de 2015, un precio que fue fijado en mayo de 2013, cuando subio un 2,5%, y que se mantiene desde entonces. 

Pese a ello, varios socios de OCU nos han hecho saber que les han reclamado 18 euros por la bombona tanto en establecimientos de Repsol como de Cepsa, y que los vendedores justificaron esa tarifa aludiendo a que “el precio es libre”, lo cual no es cierto. El único precio libre es el de la bombona ligera, que Repsol fijó inicialmente en 10,95 euros cuando la puso en el mercado en 2009. 

El coste de la bombona convencional lo justifica el Gobierno aludiendo a que el kilo de butano (gas licuado de petróleo envasado) tiene fijado un precio máximo de 114,2015 céntimos, a lo que hay que añadir 49,1702 céntimos de coste de comercialización, con lo cual una bombona de butano de 12,5 kilos tendría un precio de 14,27 euros. Si se le añade el impuesto de 15 euros por tonelada de butano más el 21% de IVA, el precio final es de 17,5 euros, y es válido para todo el territorio español salvo Canarias, Ceuta y Melilla. 

El precio de 17,5 euros se mantendrá al menos hasta septiembre de 2015, mes en que volverá a ser revisado, según una resolución publicada en el BOE con fecha de 8 de enero. Entonces, el precio podría volver a quedarse en la cantidad actual o bien subir o bajar, pero no podrá registrar una subida o una bajada superior al 5%. 

Lo cierto es que la bombona de butano no puede cobrarse en ningún caso a más de esos 17,5 euros, pues sería ilegal. No lo sería encontrarla a un precio más bajo de esos 17,5 euros, aunque las distribuidoras no parecen por la labor de abaratarlas. 

La bombona de propano de 11 kilos, por su parte, tiene un precio de 15,40, impuestos incluidos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada