martes, 24 de junio de 2014

Las eléctricas deberán bajar la luz un 10% y devolver 200 millones


El 1 de julio se estrena definitivamente el nuevo modelo de tarifas, tras 6 meses con un sistema provisional con precios que ahora hay que ajustar a la baja. 


Endesa, Iberdrola, Gas Natural y el resto de eléctricas deben afrontar el estreno definitivo del nuevo sistema de precios de la luz, el próximo 1 de julio, devolviendo dinero a los usuarios y aplicando unas tarifas que, como media, están un 10% por debajo de las que han cobrado este año. 

Así se desprende de los cálculos que baraja el Ministerio de Industria y de los datos de Red Eléctrica (REE), la compañía que gestiona todos los flujos de la luz en España. Según los datos de Industria, que aún pueden sufrir algunas variaciones en los próximos días, las eléctricas tendrán que asumir devoluciones de entre 200 y 300 millones de euros por lo que han cobrado de más al usuario en el segundo trimestre. Esa cifra se añadirá a los 310 millones que tienen que devolver por los excesos del primer trimestre. La fecha tope para las devoluciones es el 31 de agosto. 

Durante los últimos meses, las eléctricas han estado cobrando el kilovatio hora –término de energía– a una media de 0,1241 euros, según el precio provisional que estableció el Gobierno antes de que se implante el nuevo sistema de tarifas, basado en la cotización diaria de la luz en el libre mercado. Según el programa Lumios, desarrollado por REE para que cualquier usuario compruebe de forma online ese precio fluctuante en el libre mercado, la media desde abril para el término de energía debería haber sido de 0,107281 euros por kilovatio. Es decir, un 13% menos que la cifra provisional que estableció Industria. 

El 1 de julio, es decir, el martes de la próxima semana, se va a comprobar si el nuevo sistema de precios funciona o, por el contrario, añade más confusión al ya de por sí complejo mercado eléctrico, atizando las tensas relaciones de Industria con las compañías. 

Ese día es la fecha tope para que las eléctricas empiecen a cobrar según el nuevo sistema de precios. Las eléctricas deberán facturar la luz según su precio en cada momento, llegando incluso, en el futuro, a facturar distintos precios según la hora. Industria aprobó el nuevo sistema en marzo, para que se empezara a introducir desde abril, pero dio de plazo hasta el 1 de julio a las grandes eléctricas para implantarlo totalmente. Sólo E.ON, con 300.000 clientes, se ha adelantado. A partir del martes deberán aplicarlo todas las eléctricas. Hasta que técnicamente se desarrolle la facturación por horas –a medida que se desplieguen contadores digitales– las eléctricas deberán aplicar los precios medios que dicte REE. 


Artículo escrito por: Miguel Ángel Patiño
Publicado en: Expansión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada