lunes, 3 de noviembre de 2014

Coste de mantenimiento de un coche eléctrico




Una de las principales ventajas del coche eléctrico es su mantenimiento, mucho menos costosa que el de un coche térmico. 

Los coches eléctricos son unos vehículos bastante simples: un motor eléctrico, una batería, un sistema de transmisión sin caja de velocidad y mucha electrónica. Los elementos mecánicos son limitados, así mientras que los motores eléctricos son reconocidos para su longevidad, su mantenimiento es casi nulo. 

Con relación a un coche de gasolina o diesel, hay numerosas operaciones de mantenimiento que desaparecen en un coche eléctrico: vaciado, correa de distribución, bujía, etc. Sólo los elementos como pastillas de frenos o los neumáticos tienen que cambiarse regularmente, así como los limpiaparabrisas. 

En cuanto a las pastillas de freno, es interesante destacar que los sistemas de recuperación de energía durante el frenado, con el que van equipados los numerosos coches eléctricos, permiten proteger las pastillas y tener que cambiarlas menos a menudo. 

Con relación a las operaciones de mantenimiento específico del coche eléctrico, ciertos fabricantes piden un control regular del estado de la batería, por lo general al año. 

Es difícil cifrar los costes exactos de mantenimiento de un coche eléctrico, pero suele admitirse que son inferiores en un 25 % con relación a un coche de gasolina o diesel.





Artículo escrito por: Fausto Ramirez
Publicado en: EcoyMotor

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada